jueves, agosto 07, 2008

Estos días le estoy dedicando poco tiempo a internet y el blog. Espero retomar el ritmo en septiembre.
Las obras bajan un poco su ritmo y aprovechamos para tomarnos un respiro.
En el estudio siempre hay gente (con el horario de verano) para plantear cualquier consulta.

2 comentarios:

Rafael dijo...

Hola buenas tardes: En estos momentos de recarga de "pilas" aprovecho tambien para husmear en Internet, encontrándome con su blog, por cierto muy ameno e interesante. Dada su profesión me gustaría conocer su opinión respecto a la reticencia, tanto de promotores como arquitectos a la inclusión de domótica en sus proyectos, teniendo en cuenta que ésta es muy valorada por el usuario final y representa una minima parte del precio de la vivienda.Vaya por delante que soy
responsable del Departamento Comercial de una empresa del sector. Un cordial saludo.

Felipe dijo...

Hola Rafael, disculpa que no te respondiera antes, tengo el blog "de vacaciones".
En mi experiencia, cuando realizamos proyectos de viviendas nos concentramos generalmente en los elementos básicos del edificio y en las instalaciones "obligatorias" como agua, ACS, electricidad... y generalmente los elementos añadidos dependen mucho de la capacidad económica del promotor al final de la obra o incluso del capricho.
Personalmente no tengo ninguna reticencia, pero la domótica depende mucho de la afición del promotor a la tecnología y, por supuesto hay forofos y enemigos. Yo simplemente me mantengo neutro ante esas decisiones.

Saludos